06 / 01 / 2010
Registro notarial

Como se podrá apreciar a lo largo del texto, fue mucha la impotencia y frustración que, no sólo yo sino también la mayoría de las personas de la Junta Directiva, sentimos durante aquella larga temporada en la que se llevó a cabo la ofensiva por parte de Alfonso Aparicio. Impotencia y frustración ante la impunidad con la que se iban realizando unas acciones a todas luces ilegítimas, pero revestidas de una aparente bondad emanada de una conciencia deformada y pervertida. Me llegué a plantear la denuncia ante la justicia, pero esto me suponía poner en entredicho a la propia Federación a la que había dedicado tanto trabajo, desvelos, esfuerzos. A lo largo de los años me había ocupado especialmente de que el prestigio de una de las organizaciones sociales más antiguas de España no sólo no se perdiera, sino que se viera incrementado. No era la Federación sino las personas que componían la Junta Directiva las que estaban envileciendo la relación entre ellas, y adulterando la propia actividad que debía desarrollarse.

Fue la sugerencia de un buen amigo la que me hizo plantearme el escribir los hechos acaecidos para, posteriormente, elevarlos a público ante notario como acta de manifestaciones. Yo no sabía que existiera esta posibilidad, pero tomé buena nota de ella. Aquí se puede ver en PDF el registro notarial de este, que di en llamar “Memorándum”.

Posteriormente fue distribuido entre diferentes personas y personalidades. Con algunas de ellas me unía una relación personal, con otras había tenido relación en función de sus cargos. Fueron personas no sólo de Navarra, sino también de otros lugares de España. Nadie que pudiera llegar a tener alguna noticia, aunque fuera una simple referencia, debía quedar sin conocer la descripción de aquellos lamentables hechos.

Ver PDF del registro notarial

  COMENTARIOS (Facebook)

 He leído y acepto la Política de Protección de Datos
 Quiero recibir notificaciones de comentarios a este artículo

  Sé el primero en comentar (En esta página)