10 / 07 / 2009

Se trata de los dos órganos de participación propios de un centro escolar en donde los padres juegan un papel relevante. Precisamente por ello, la relación entre ambos debe ser muy fluida. Si trabajaran de manera coordinada, probablemente se mejoraría, cualitativa y cuantitativamente, la participación de los padres

El consejo escolar del centro, como órgano de gobierno y control, es uno de los instrumentos más importantes con los que cuenta la comunidad educativa para intervenir en la mejora de la calidad.

La asociación de padres, a su vez, es el cauce natural de participación de los padres. Ambas instituciones deben mantener una relación fluida y coordinada. Precisamente, en este sentido, la asociación de padres más representativa del centro tiene el derecho de designar directamente a uno de los padres representantes en el consejo escolar.

La asociación de padres y el consejo escolar

La asociación de padres, en relación con el consejo escolar, puede:

• Elevar propuestas para la elaboración del Proyecto Educativo y la programación anual.

• Informar de aquellos aspectos de la marcha del centro que consideren oportuno.

Consejo escolar y asociación de padres tienen una gran responsabilidad en cuanto a la falta de interés de los padres por participar. Sin lugar a dudas existen otros muchos factores, pero también se pueden hacer muchas cosas que no se están haciendo para mejorar esta participación

• Recibir información del Consejo Escolar sobre los temas tratados en el mismo, así como recibir el orden del día de dicho Consejo Escolar antes de su realización, con el objeto de poder hacer propuestas.

• Elaborar informes a iniciativa propia o a petición del propio consejo escolar.

El ejercicio de estas acciones puede contribuir, con toda seguridad, a que la participación de los padres en el funcionamiento de los centros docentes esté encauzada y sea mucho más eficaz y constructiva. Siendo a través de la asociación, además, se contribuye a dinamizar y armonizar estos dos órganos de participación, cuyo objeto no es otro que el de mejorar la calidad educativa del centro.

Por otra parte, el propio consejo escolar puede constituir diversas comisiones de trabajo cuya participación esté abierta a otros miembros de la comunidad educativa en base a su conocimiento e interés en los asuntos propuestos. La asociación de padres puede fomentar la creación de estas comisiones como medio para ampliar la participación y colaboración de los padres. En este sentido, sería muy positivo vincular también a la propia escuela de padres con todo este tipo de actividades.

 He leído y acepto la Política de Protección de Datos
 Quiero recibir notificaciones de comentarios a este artículo

  Sé el primero en comentar